martes, 12 de noviembre de 2013

Nuestras hermanas desde Filipinas: Un solo corazón.... una sola alma

¡Hola! 

    Gracias a tod@s por vuestro apoyo y oración. Nosotras estamos bien, pero hay tantas personas sufriendo..... Hoy hemos escuchado el testimonio en primera persona de uno de nuestros sacerdotes. Vivió el typhon en su propia casa, con su familia. Compartió con nosotros en la Eucaristía lo duro que está siendo y la impotencia que se siente en estos momentos. Vió los techos de las casas y las iglesias v...olar, incluso chocar en el cielo, gente muriendo, niños llorando, etc..... Os podréis imaginar. Han quedado muchos lugares incomunicados, casas arrasadas por el viento e inundadas por el agua. Sin electricidad, sin transporte, ni carreteras con acceso a esos lugares. Ha quedado todo destruido: casas, hospitales, bancos, centros comunitarios, etc...Realmente se encoge el corazón ante esta calamidad. Son muchísimas las pérdidas. Nos contaba el P. Julius que en tales circunstancias solo se puede esperar con paciencia a que pase, y rezar con confianza. Nos pidió que tuviésemos a todos os afectados presentes en nuestra mente y en nuestro corazón. A pesar de todo, la mayoría de los Filipinos cuentan con la fortaleza que les da la FE, que les ayuda a salir adelante. Sigamos rezando juntos por nuestros hermanos filipinos.
De nuevo, gracias a todos de corazón. Contamos con la oración de todos.

    De una forma más cercana, algunos de nuestros seminaristas han perdido familiares, sus casas. Algunos de ellos han perdido la comunicación y no saben todavía nada de sus familias. ES UN DOLOR MUY GRANDE EL QUE SE SIENTE VIÉNDOLES SUFRIR A ELLOS. Por favor, si alguno puede ayudarnos, contactad con nosotras. Estamos intentando reunir donaciones, en la medida en que cada uno pueda, para aportar algo a la recuperación de estas familias.

Un abrazo a todos, nos unimos a los pies de Jesús Eucaristía.

Hermanas de la comunidad de Filipinas